Cadena de Delitos Graves Persiguen a Secta Extremista Lev Tahor en Cinco Países

  • Mossad, FBI, FGR, PNC e Interpol investigan, persiguen y ejecutan detenciones en México, EEUU e Israel contra líderes judíos jasídicos.
  • Comunidades ortodoxas judías se deslindan de Lev Tahor: “los queremos, pero no somos iguales”.
  • Exintegrantes de Lev Tahor han denunciado el extremismo de la secta y la persecución en su contra.
Foto Especial

Tapachula — Hombres, mujeres y niños integrantes de la corriente ultraortodoxa judía denominada Lev Tahor (Corazón Puro), denunciaron la persecución inhumana ejecutada por el gobierno mexicano a través de la Fiscalía General de la República (FGR) y la Guardia Nacional (GN), en la que se cumplimentó una orden de captura en contra de dos de cuatro cabezas de esta secta religiosa; Moshe Yosef Rosner y Menahen Endel Alter fueron detenidos por agentes federales e ingresados a un penal de alta seguridad en el municipio de Villa Comaltitlán, a 52 kilómetros de la ciudad de Tapachula, acusados de delitos de delincuencia organizada, tráfico de personas, corrupción de menores y abuso sexual.

Lev Tahor es considerada una secta tradicionalista que lleva el judaísmo al extremo integrada por un núcleo cerrado de miembros en algo que se puede traducir como “usos y costumbres”, pero al no pertenecer a un pueblo originario, se trata entonces simplemente de una corriente religiosa sectaria que tiene esquemas y reglas al límite, que los han llevado a ser señalados en Israel como “el talibán judío”.

En Guatemala y Chiapas, este grupo se asentó desde hace varios años en la zona sureste del país Centroamericano así como en la frontera mexicana en municipios como Tapachula (Carillo Puerto, Unión Roja, La Libertad, Independencia, El Porvenir, Pavencul, Talquián), Unión Juárez, Cacahoatán, Motozintla, siempre en comunidades enclavadas en zonas montañosas de difícil acceso. En Guatemala se carece de servicio y se vive de lo que ellos mismos cultivan, crían y cosechan; no tienen comunicación con otras comunidades por dos razones básicas, hablan un dialecto llamado Yiddish (combinación del hebreo con alemán y francés); la segunda es porque no se les permite salir de sus zonas habitacionales a cualquiera, sólo algunos líderes tienen esa prerrogativa.

Foto Especial

A diferencia de los judíos ortodoxos asentados en Guatemala, la comunidad denominada Kahal Yeraim que lleva apenas tres años de fundada e integrada por 25 familias con una población de 150 personas entre hombres, mujeres y por supuesto niños; es la comunidad judía que tiene similitudes con Lev Tahor, lo que los hace diferentes es precisamente ese grado “ultra”, no son extremistas afirmó Yeshaiah Duvid, presidente de la organización religiosa.

Por su parte Yoseph Aaron integrante de la misma comunidad guatemalteca judía, aseguró que conocen a los integrantes de Lev Tahor, “acá en Guatemala hay dos comunidades jasídicas (misticismo del judaísmo ortodoxo/Dios es omnipresente), Lev Tahor es una y Kahal Yeraim somos la otra. Pues para nosotros la comunidad Lev Tahor, es una comunidad judía los respetamos bastante, muchos tuvieron sus inicios en el judaísmo allí en esa comunidad, nosotros los queremos, no los odiamos, nos somos enemigos de ellos, muchos de nuestros miembros tienen amistad con algunos miembros de allá. Son todos judíos”, aseguró.

Foto Juan M Blanco

La detención de dos ciudadanos extranjeros, uno de origen Israelí y otro con pasaporte norteamericano líderes de la secta en la comunidad conocida como La Independencia en la zona de Chiapas, derivó de una orden de captura que viene de una investigación y cooperación entre los gobiernos de Israel, Canadá, Estados Unidos y México; se trata de una acción que inició desde hace varios años y que fue emprendida por el propio gobierno de Israel con la cooperación de sus contrapartes en occidente.

De acuerdo con fuentes federales, la acción judicial se realizó el pasado viernes 23 de septiembre y contó con la participación de agentes de seguridad del gobierno israelí (Mossad), en coadyuvancia con agentes federales ministeriales mexicanos, cerca de las 4:45 de la madrugada varios agentes se presentaron con una orden de un juez federal en la comunidad La Independencia a unos 20 kilómetro de Tapachula en su zona media alta, allí fueron detenidos Moshe “N” y Manahen “N”, dos de los líderes de la comunidad.

Foto Agencia Europea de Fotoperiodismo

Derivado de esta acción elementos del Instituto Nacional de Migración (INM), acompañados por personal del DIF estatal acudieron a la comunidad para realizar el rescate –así fue descrito-, de mujeres y niños integrantes de la secta religiosa, asimismo se confirmó que al menos cuatro hombres adultos lograron darse a la fuga.

Mujeres y niños de Lev Tahor fueron internados en un albergue del DIF en Huixtla, un sitio que carece de las medidas medianamente humanas para brindar sana estancia a los albergados, usado en los últimos meses como centro de detención y auxilio para migrantes des las llamadas caravanas, allí fueron metidos ceca de 22 judíos ultraortodoxos que la madrugada del pasado jueves 29 de septiembre cerca de las 01:45 lograron escapar del encierro para huir ayudados por transportes locales hacia su comunidad en La Independencia en Tapachula; autoridades del DIF se limitaron a exponer la responsabilidad del hecho a los guardias de seguridad de una empresa privada que custodia el recinto de gobierno; en redes sociales trascendió que los cuatro hombres adultos antes fugados de la redada federal, habrían recibido órdenes y dinero para financiar la “fuga” de los Lev Tahor detenidos en Huixtla.

Las responsabilidades judiciales a los líderes de la secta tienen origen en la sustracción de menores y esto destapó una realidad de violencia sistemática al interior de la organización judía jasídica, pero que según su doctrina “sólo se cumple con la Torá”; uno de los menores rescatados en Chiapas es hijo de Israel Amir, sujeto de origen israelí y que desertó a Lev Tahor ante los abusos cometidos por los líderes, desde su perspectiva, la secta abusó de las reglas llevándolas al extremo y negando a sus integrantes varios temas comunes para el resto de las sociedades como el uso del celular, compras de productos, comunicación con familiares y amigos, relaciones comerciales y hasta tiempos para los alimentos, situación que generó el descontento de Amir quien finalmente decidió terminar con esta forma de vida, al salirse también decidió sacar a sus hijo menores de edad, sin embargo, no contó con el aval de la madre y entonces vino la denuncia, estos hechos habrían ocurrido al final de 2018.

Para 2019 ya en Israel, Amir solicitó el apoyo del gobierno de ese país para poder tener contacto con su hijo, esta lucha contra Lev Tahor fue de al menos tres años, en ese transcurso de tiempo denunció la desaparición de su hijo ante las autoridades guatemaltecas, mientras en Israel, se le otorgó la tutoría legal del menor, con estos juicios ganados se emprendió la búsqueda internacional del menor.

Por varios años Amir viajó entre Israel, Canadá, Estados Unidos, Guatemala y México, todo esto por la reacción de la secta Lev Tahor, que al saberse bajo persecución y acoso de autoridades así como de población y otras comunidades, buscó refugio en zonas apartadas de las ciudades fronterizas entre México y Guatemala, mientras los líderes viajaban a Canadá y Estados Unidos con el fin de captar recursos y buscar impunidad para los delitos que habían prosperado en su contra. En Israel existen varias investigaciones abiertas en contra de la secta, Lev Tahor fue declarado por el gobierno sionista como “culto peligroso”, esto por una serie de denuncias por abusos cometidos desde los años 80’s tiempos en los que se fundó el culto ultraortodoxo.

En abril de 2022 se dio a conocer la detención y condena de 12 años de prisión para algunos líderes del culto por los delitos de secuestro y tráfico sexual infantil, al realizar matrimonios forzados entre sus miembros más jóvenes de la secta. Uno de los involucrados fue Nachman Helbrans, sucesor e hijo de Shlomo Helbrans, el fundador de la secta, quien murió en 2017 precisamente en Chiapas.

Fuentes de la policía de Nueva York consultadas por Ap@News https://apanews.mx/ y MediaSur https://grupomediasur.com/, revelaron que en diciembre de 2018 Nachman Helbrans, Mayer Rosner, Jacob Rosner y Aaron Rosner fueron detenidos en los Estados Unidos, los primeros tres deportados de México y detenidos al llegar a Nueva York, Aaron, fue arrestado por el FBI en Brooklyn por ser el cerebro financiero de la secta, esto luego de la sustracción de dos menores de edad; Chaim Teller de 12 años y Yante Teller de 14 ambos hermanos (niña y niño), fueron sacados por la fuerza de una población denominada Woodridge en el mismo estado de Nueva York y llevados a México de manera ilegal. Luego de una investigación y búsqueda que empleó a agentes federales norteamericanos y mexicanos, el 8 de diciembre fueron hallados por las autoridades mexicanas y rescatados en el municipio de Tenango del Aire, a unos 50 kilómetros de la capital mexicana hacia la salida a Puebla, los dos menores fueron devueltos al seno familiar, la madre de los niños Teller es la hermana del propio Nachman Helbrans líder de la secta y heredero de la misma, es decir que habría secuestrado a sus sobrinos. Los hermanos Teller habrían huido de Guatemala meses antes junto a su madre que denunció el extremismo en el que habría caído la secta dirigida por hermano, luego entonces vino la revancha de Nachman.

Lev Tahor en Chiapas mantiene su presencia en la región del cantón La Independencia allí se asentaron varias familias, es una zona media alta sin acceso directo de transportes y servicios; luego de la fuga masiva del albergue en Huixtla la mayoría regresó a la comunidad y hasta el momento no se sabe si autoridades federales mexicanas realizarán la búsqueda del resto de la secta ahora integrada por 4 hombres adulto entre ellos al menos dos mexicanos conversos y dos judíos israelíes y el resto, unos 200 integrantes se movilizaron del lugar hacia Guatemala o sigue en el mismo cantón.

Por su parte agentes estatales y municipales en Tapachula incrementaron su presencia y patrullajes en comunidades de la zona media y alta, sitios de ubicación de las comunidades de judíos ortodoxos más significativas de la región, Carillo Puerto tiene una de las comunidades judías jasídicas más nutrias y practicantes que a diferencia a la guatemalteca, en Chiapas se tropicalizaron a las forms de vida de los mexicanos, siguen muy de cerca la Torá pero sin ese ingrediente extremista que caracteriza a Lev Tahor.

Finalmente con la detención de Moshe “N”, Menahen “N” Nachman “H”, Mayer “R”, Jacob “R” y Aaron “R” las autoridades de Israel, México, Estados Unidos y Canadá cierran la pinza para dar con los líderes de la secta extremista judía, en Guatemala por su parte la Policía Nacional Civil (PNC), informó que no tiene casos abiertos en contra de las sectas judías ortodoxas, pero que se mantiene en alerta por alguna petición de las autoridades internacionales en coadyuvancia a las investigaciones en contra de Lev Tahor.

Sobre el paradero del menor hijo de Israel Amir, se siguen las investigaciones, sólo se confirmó que logró viajar con uno de sus hijos de tres años a Israel, permiso concedido por el gobierno mexicano hace apenas unos meses atrás.

Entradas relacionadas